Cantabria marca el camino al resto de España para la eliminación de la hepatitis C

Desde la Alianza para la Eliminación de la Hepatitis C en España, AEHVE, valoramos muy favorablemente el programa de cribado poblacional que va a implantar el Gobierno de Cantabria con el objetivo de hacer aflorar los casos de hepatitis C no diagnosticados en la Comunidad y así avanzar en el reto de lograr la eliminación de la enfermedad en 2021.  Los detalles de ese programa los ha conocido el coordinador de la AEHVE, el Dr. Javier García-Samaniego, en una reunión mantenida con la Consejera de Sanidad del Gobierno cántabro, Luisa del Real, en la que también participó el Presidente de la Sociedad Española de Patología Digestiva y jefe de Servicio de Digestivo del Hospital Valdecilla, Dr. Javier Crespo.

De acuerdo con este programa, a todas las personas entre 40 y 70 años se les hará al menos una vez la prueba de la hepatitis C, comenzando por la cohorte de edad entre 50 y 60 años. Esta estrategia contrasta con la que están planteando otras comunidades, basada fundamentalmente en indicadores de riesgo –condiciones indicadoras-. La AEHVE ha valorado de forma “muy positiva” que la Comunidad de Cantabria vaya a ir mucho más allá, con una estrategia de “búsqueda activa de pacientes con hepatitis C” tanto entre la población en general como entre grupos con alto riesgo de contraer la enfermedad, y que tienen poco contacto con los servicios de salud porque pertenecen a grupos vulnerables.

Es la combinación del cribado poblacional y el cribado selectivo la que unida a los nuevos tratamientos antivirales de acción directa, nos permitirá eliminar la hepatitis C”, han explicado los doctores Crespo y García-Samaniego, que recuerdan que “también la universalización del tratamiento estuvo en duda  durante algún tiempo frente a quienes sosteníamos que era costoeficaz y necesario”. “El tiempo –añaden- nos ha dado la razón y ahora estamos en una tesitura similar en lo que se refiere al diagnóstico, y hay que apostar por el modelo más ambicioso, el del cribado poblacional, que es viable y eficiente”.

La estrategia de la comunidad cántabra apuesta además por diagnosticar no solo en centros de salud, sino en instituciones comunitarias, algo que también desde la AEHVE se considera estrictamente necesario, pues los grupos vulnerables por lo general tienen poco contacto con los centros de salud. “Es necesario facilitar la derivación desde instituciones comunitarias como centros de atención de adicciones, centros específicos de atención de ITS, servicios sociales municipales, centros de día, ONGs, que sí tienen contacto habitual con las personas de estos focos primarios”, explican los doctores Crepo y García-Samaniego.

Finalmente, el Gobierno cántabro apostará por que los antivirales puedan prescribirse en Atención Primaria, algo que desde la AEHVE se considera también un gran paso adelante, pues contribuye a reducir los tiempos entre el diagnóstico y el tratamiento.

La AEHVE ha pedido al Ministerio que convoque cuanto antes los comités de seguimiento del PEAHC (Plan para el Abordaje de la Hepatitis C en el Sistema Nacional de Salud), “pues  urge consensuar una estrategia diagnóstica y de eliminación común en toda España, y nuestra recomendación es que este consenso vaya en la dirección de la estrategia que ha propuesto la Comunidad de Cantabria”, afirma el coordinador de la Alianza, Javier  García-Samaniego.

2018-10-01T11:18:41+00:001 octubre 2018|