La proporción del VHB crónico diagnosticado y la cobertura de tratamiento, frentes en los que es necesario alcanzar un avance sustancial.

En 2016, la Organización Mundial de la Salud (OMS) adoptó un plan de acción para la eliminación de las hepatitis virales como amenaza para la salud pública para 2030. Esto se logrará reduciendo las nuevas infecciones en un 90 % y las muertes relacionadas con el VHB en un 65 % y garantizando el acceso equitativo a los servicios de prevención, pruebas, atención y tratamiento. Las estimaciones iniciales (a partir de 2015) del progreso realizado hacia el logro de los objetivos de eliminación de la OMS se muestran en la siguiente figura.

 

 

 

 

Foto de cabecera: kjpargeter