Pontevedra aspira a ser una Ciudad Libre de Hepatitis C en 2024. No en vano, los profesionales del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHUP) vienen trabajando en proyectos pioneros para eliminar la infección tanto en población general como en los colectivos más vulnerables, usuarios de drogas y población en riesgo de exclusión social en la ciudad de Pontevedra. En esta línea, el Servicio de Digestivo del CHUP ha sido premiado durante dos años consecutivos (2020 y 2021) con el galardón Best In Class (BIC) que ha reconocido, entre otras iniciativas, el uso de inteligencia artificial y big data para identificar pacientes con hepatitis C.

Ahora, con la aprobación de la adhesión a #hepCityFree, que lidera la Alianza para Eliminación de las Hepatitis Víricas en España, AEHVE, la ciudad da un paso más en el objetivo eliminar esta infección viral crónica para la que no existe vacuna. Gracias al consenso de todos los grupos políticos con representación, Pontevedra se suma a las ciudades de Sevilla, Valencia, Santander, Gijón, Granada, Vigo, Santiago de Compostela, Ferrol o Madrid en el objetivo de acelerar la eliminación de la hepatitis C de acuerdo con los objetivos marcados por la OMS para los países desarrollados. Esta adhesión convierte a Galicia en la Comunidad Autónoma con más ciudades sumadas a este movimiento.

En opinión del Dr. Javier García-Samaniego, coordinador de la AEHVE, jefe de la Sección de Hepatología del H.U La Paz y jefe de Grupo del CIBERehd (Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas), “el papel de las ciudades es fundamental para acelerar la eliminación de la enfermedad pues, con una alta densidad de población, no solo representan la mayor proporción de personas que viven con el virus de la hepatitis C, sino que se ha constatado que el riesgo y la vulnerabilidad a la infección y reinfecciones son, asimismo, mayores en el entorno urbano y los nuevos casos se concentran en sus barrios, áreas metropolitanas y colectivos más desfavorecidos”. La iniciativa, que cuenta con la colaboración de las compañías biofarmacéuticas AbbVie y Gilead, se está desplegando en las diferentes ciudades que se sumen a la Red a través de Comités Locales integrados por administración local y autonómica, profesionales sanitarios, entidades comunitarias y ONGs, que diseñarán la hoja de ruta para avanzar en la eliminación en la ciudad.

Según el Dr. Juan Turnes, jefe del Servicio de Aparato de Digestivo del CHUP y responsable de Comunicación de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), que liderará el Comité Local de #hepcityfrePontevedra, la adhesión a esta iniciativa supondrá que la ciudad podría estar libre de hepatitis C en 2024. Para el Dr. Turnes, las administraciones locales, aún sin tener las competencias sanitarias, tienen mucho que decir y aportar en el objetivo de la eliminación: “en gran medida, el reto que tenemos es de simplificación, integración y descentralización, y por ello, los ayuntamientos, que son las administraciones más cercanas al ciudadano, pueden tener un papel clave para llegar, desde los servicios comunitarios y junto a los agentes y ONGs que trabajan en la ciudad a aquellos colectivos de riesgo que, o bien llegan tarde, o no llegan, al sistema sanitario” explica. Participarán en el proyecto otros miembros del Servicio de Aparato Digestivo que lidera el Dr. Turnes, así como compañeros de otros servicios del complejo pontevedrés implicados en el diagnóstico y tratamiento de estos pacientes: Microbiología, Farmacia, Medicina Interna, Patología Infecciosa…con la finalidad de lograr con éxito el objetivo planteado.

El jefe del Servicio de Digestivo del CHUP destaca, además, que Pontevedra “es una ciudad volcada en promover, dentro de sus competencias, la salud de sus ciudadanos a través de iniciativas como la peatonalización, la creación de senderos saludables o la feria de la salud PonteSan”.

Desde que en abril de 2015 se pusiera en marcha el Plan Estratégico Nacional para el Abordaje de la Hepatitis C (PEAHC) en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y hasta julio de 2021, se han tratado y curado con los nuevos medicamentos (antivirales de acción directa) unas 1.200 personas en el área sanitaria de Pontevedra y o Salnés y unas 8400 en Galicia, de los más de 150.000 de toda España. Se estima, sin embargo, que en el área sanitaria quedan todavía unas 300 o 400 personas que tienen hepatitis C y no lo saben. Estos pacientes no diagnosticados probablemente serán, además, “descubiertos” cuando su enfermedad les haya provocado otros problemas graves de salud como cáncer hepático, pues la hepatitis C es una enfermedad silente cuyos síntomas tardan años en aparecer. De hecho, según ha puesto de manifiesto un estudio reciente, uno de cada cinco nuevos diagnósticos de hepatitis C son de pacientes con enfermedad hepática avanzada.