El Congreso Europeo de Enfermedades del Hígado (EASL 2022) ha acogido la presentación de los resultados de la primera experiencia europea de eliminación de la hepatitis C en ciudades, desarrollada en Sevilla en el marco del programa #HepCityFree, promovido por la AEHVE. Gracias a esta experiencia, en la que han participado el Ayuntamiento de Sevilla, la administración sanitaria andaluza y varias ONGs que trabajan con población sin hogar, hombres que practican sexo con otros hombres y personas con problemas de adicciones, se han podido detectar y tratar a 300 personas que tenían infección activa de hepatitis C y que permanecían ocultas para el sistema sanitario.

En concreto, el programa ha permitido detectar y tratar 15 casos de infección activa entre hombre que tienen sexo con hombres (HSH), 7 casos de infección activa en la población sin hogar, 17 en Centros de Adicciones y 249 en la revisión de historias clínicas que se ha llevado a cabo en centros de Atención Primaria (personas que en algún momento dieron positivo en hepatitis c y nunca se trataron). En total, 289 pacientes de los cuales la mayoría está en proceso de finalización del tratamiento y curación. En línea con las conclusiones de otros estudios, el trabajo presentado en la EASL 2022 ha mostrado una alta prevalencia en los grupos de población en los que se ha realizado el esfuerzo de cribado, y especialmente en la población sin hogar, donde se ha situado cerca del 10%. En concreto, de las 108 personas testadas en diferentes centros municipales, 10 fueron positivo para la hepatitis c y 6 tenían infección activa. La prevalencia de la infección estimada en algunos estudios realizados en esta población es del 10%-15% y la de infección activa del 5%-10%. En la población general española de entre 20/80 años, según la Encuesta de Seroprevalencia del Ministerio de Sanidad, la prevalencia de anticuerpos frente al VHC es del 0,8% y la de infección activa del 0,22%.

También se ha relevado como extraordinariamente útil la búsqueda de pacientes a los que en algún momento de su vida se les diagnosticó hepatitis c y que no habían sido tratados. De las cerca de 850 personas con el virus, 249 tenían infección activa.

El estudio presentado al Congreso Europeo del Hígado avala la importancia para acelerar los objetivos de la eliminación de la hepatitis C de programas como #HepCityFree, que pongan el foco en las ciudades, promoviendo la colaboración de la administración sanitaria, los ayuntamientos y las organizaciones de voluntariado. Asimismo, ha concluido que sacar el cribado de la hepatitis C fuera de los hospitales es clave para hacer aflorar los casos ocultos en la población que está más alejada del sistema sanitario. Además, ha incidido en que el acceso directo para concertar cita permite un acceso más rápido al tratamiento (dispensación de antiviral presencial o a distancia) en la unidad de Hepatología y ha mostrado que la posibilidad de realizar visitas telefónicas y dispensación remota de antivirales en pacientes que se niegan a ser atendidos en el hospital aumenta la tasa de éxito del tratamiento.

Como explica el hepatólogo, catedrático de la Universidad de Sevilla, y coordinador del Comité Local de #hepCityFree Sevilla, Manuel Romero, “esta iniciativa nos ha permitido llegar a una población que generalmente no frecuenta el sistema sanitario y, sobre todo, poder testar y tratar casi de inmediato gracias a un circuito de coordinación entre servicios sociales, ONGs, centros de salud y hospitales”. “Ha sido -explica Romero- la primera vez que se ha abordado para una ciudad del tamaño de Sevilla un proyecto de este tipo y hemos aprendido que la coordinación de diferentes acciones puede conducirnos efectivamente al logro de una ciudad libre de hepatitis C”.

El proyecto ha sido posible gracias a la implicación de las administraciones local y autonómica y diferentes ONGs. En concreto, ha contado con la implicación del Servicio de Salud del Ayuntamiento de Sevilla, los Servicios de Hepatología, Microbiología y Farmacia de los hospitales Virgen del Rocío y Macarena, los Centros de Salud de Pino Montano, Polígono Sur y el Alamillo, el Distrito Sanitario Sevilla, la colaboración de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Salud y Familias y las ONGs Fundación Atenea, Médicos del Mundo, Adhara y Fundación Triángulo. Para que el circuito fuera lo más rápido posible, en las poblaciones vulnerables el test se ha realizado en saliva; y cuando era positivo, la determinación de la infección activa se ha realizado mediante test de gota seca (DBS). Se ha establecido además un programa de acompañamiento a la consulta para estas personas y, en el caso de población sin hogar no institucionalizada, el Ayuntamiento se ha ofrecido a acoger en sus centros a las personas en tratamiento hasta completarlo.

#hepCityFree, Ciudades Libres de Hepatitis C

El movimiento “Ciudades Libres de Hepatitis C”, #hepCityFree, está liderado por la Alianza para Eliminación de las Hepatitis Víricas en España, AEHVE, organización que aglutina a las sociedades científicas y asociaciones de pacientes comprometidas con el objetivo de acabar con este problema de salud pública en nuestro país. Objetivo para el que el papel de las grandes ciudades es fundamental, pues, con una alta densidad de población, no solo representan la mayor proporción de personas que viven con el virus de la hepatitis C, sino que se ha constatado que el riesgo y la vulnerabilidad a la infección y reinfecciones son, asimismo, mayores en el entorno urbano y los nuevos casos se concentran en sus barrios, áreas metropolitanas y colectivos más desfavorecidos.

Como explica el coordinador de la AEHVE, Javier García-Samaniego, jefe de Hepatología del H.U. La Paz de Madrid y jefe de grupo del CIBERehd (Centro de Investigación en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas), “las administraciones locales, aun sin tener las competencias sanitarias, tienen mucho que decir y aportar en el objetivo de la eliminación: en gran medida, el reto que tenemos es de simplificación, integración y descentralización, y por ello, los ayuntamientos, que son las administraciones más cercanas al ciudadano, pueden tener un papel muy relevante”.

A día de hoy, además de Sevilla, forman parte del programa #hepCityFree por acuerdo del Pleno de sus respectivos Ayuntamientos, Valencia, Santander, Gijón, Granada, Vigo, Madrid, Santiago de Compostela, Ferrol y Alcoy.

Sevilla, que ya fue en su momento la primera ciudad española en firmar la Declaración de París para acelerar la lucha contra el SIDA convirtiéndose en ciudad FastTrack VIH, fue la primera ciudad en recoger el guante de AEHVE y aprobar en julio de 2020 una Declaración Institucional en el Pleno del Ayuntamiento, que ha contó con el consenso de todos los grupos políticos, para convertirse en la primera capital española en sumarse al movimiento de “Ciudades Libres de Hepatitis C”.